Algo ha muerto en la mañana que recién termina

103_3997 

Algo ha muerto en la mañana que recién termina.

Una puerta se ha cerrado. Un silencio ha encontrado

sus múltiples ecos. Manos a la desobra.

Un pie se apoya en el vacío.

El otro espera. Tienta las sombras.

Dibuja equilibrios.

Los ojos a la hoguera.

Los ojos a la hoguera.

Respirar la vaciedad.

Edificar un laberinto.

Desprenderse de la parábola

y tomar vida,

algo tan universal y transparente.

Un minuto de silencio donde guardar todos los ruidos.

© Ernesto González, 2010

Foto: Elizabeth G.

4 thoughts on “Algo ha muerto en la mañana que recién termina

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s