El extranjero

extranjero

El musgo en la pared,

los ojos del que ve demasiado,

una luz que toca las piedras,

una espada de sombras,

el sonido que se refleja en el espejo.

Alguna tarde de estas

contarás la historia de cómo

los retratos volvieron a sus rostros.

Alguna tarde de estas te regalarás

una pausa, una hora de silencio,

una tregua en el camino que no acaba.

Regresarás a tu comarca

como un extranjero más,

y pedirás que te devuelvan

el olor de la tierra,

la manta que te cubría,

el techo desde donde observabas

caer la noche.

Alguna tarde regresarás y no habrá nadie,

sólo el musgo en la pared

y el sonido que reflejan los espejos.

© Ernesto González, 2010

2 thoughts on “El extranjero

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s