Sólo hay un tiempo que perdura

Algo es una sombra, o quizás un tiempo.

Hay lugares donde habita una lanza,

una esquina que pretende subir mas allá de sus destinos.

Perdura el eco. Dormidos en ecuaciones

que se complican, buscamos la fórmula,

o el eco de lo que no ha acontecido.

Es bueno ser voz.

Pero es mejor ser silencio.

Juntar oraciones que insisten en encontrar un orden.

Sólo hay un orden, es decir, sólo hay un caos,

una suma que se multiplica en sus divisiones.

Nada es arena sin haber sido luz.

Nada renuncia a su configuración más definitiva.

Uno abre un reloj en busca del tiempo perdido.

Sólo hay un tiempo que perdura, y no es el pasado,

sino el perdido.

© Ernesto González, 2009

2 thoughts on “Sólo hay un tiempo que perdura

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s